Archive for the 'planificacion' Category

Préstamos VIII. El tipo de interés. ¿Conviene el tipo Fijo o el tipo variable?

El tipo de interés fijo nos permite conocer desde el primer momento el coste real del préstamo, desde su inicio hasta el vencimiento. Sin duda, esta certeza ofrece una ventaja importante para el consumidor. Sin embargo, habitualmente los préstamos a tipo fijo se sitúan muy por encima del índice de referencia por excelencia, el Euribor. Es lógico que las entidades de crédito usen un mayor margen en los préstamos a tipo fijo, pues desconocen la evolución futura del índice, y podría suceder que durante la vida del préstamo el Euribor llegara a situarse por encima del tipo fijo pactado.

El tipo de interés variable nos ofrece al menos durante el primer año un acceso al crédito más barato, si bien la posible oscilación del índice de referencia, el Euribor normalmente, mantendrá el coste de nuestro préstamo acorde a la curva de fluctuación de la referencia. Si el Euribor baja nuestro préstamo se abaratará en el momento de la revisión, por el contrario si el Euribor sube nuestro préstamo se encarecerá.

Lo cierto es que los préstamos a tipo variable habitualmente resultan ser más baratos si el vencimiento es a corto plazo y podrían ser más caros en el largo plazo. Y no es casual que las Entidades de Crédito comercialicen habitualmente los préstamos a corto plazo a tipo fijo y los préstamos a largo plazo a tipo variable; parece que así salen ganando y los consumidores perdiendo.

Seguir leyendo ‘Préstamos VIII. El tipo de interés. ¿Conviene el tipo Fijo o el tipo variable?’

Anuncios

Préstamos VI. Negociar un préstamo con el Banco. Consejos Prácticos para negociar a la baja.

Por supuesto, como para comprar cualquier otra cosa, lo mejor es comparar distintas ofertas. Visite, llame o consulte por internet a varias entidades; seleccione las ofertas que más se aproximen a sus intereses y comience a negociar con estas.

Las nuevas tecnologías también se han implantado en el mercado de los préstamos. Siendo posible contratar un préstamo hipotecario a través de internet con algunas entidades. Es en este canal, Internet, donde suelen presentar las condiciones más económicas aunque no admiten algunos supuestos (p.ej., ciertos bancos no permiten contratar por internet préstamos hipotecarios para la adquisición de viviendas protegidas). Si acude a una entidad financiera para obtener un préstamo personal a través de internet, al contrario que sucede con los préstamos hipotecarios, las ofertas que encontrará serán habitualmente más caras que las de la banca tradicional.

Si prefiere el trato directo de la banca tradicional, o si no entra en los estrechos cauces de la banca por internet, tenga en cuenta que no siempre las entidades de mayor tamaño o que más publicitan sus ofertas presentan las mejores ofertas, sino que suele suceder al contrario. Le recomendamos que consulte con entidades medianas o pequeñas, sobre todo si están tratando de implantarse en la zona en que usted vive.

Seguir leyendo ‘Préstamos VI. Negociar un préstamo con el Banco. Consejos Prácticos para negociar a la baja.’

Préstamos V. Planificación. ¿Cuánto cuesta endeudarse?

Si va a solicitar un préstamo no caiga en el error de plantearse únicamente cuánto debe pagar de cuota. El coste real de un préstamo no está únicamente constituido por los intereses ordinarios (tipo de interés) sino que a este montante hay que sumarle:

– Gastos iniciales: la comisión de apertura, gastos de estudio, gastos de formalización (tasación, notaría, gestión, registro, e impuestos en su caso) , comisión de administración (ésta es una comisión que si bien el Banco de España no aprueba en los préstamos algunas Entidades la aplican, dado que un informe negativo del B.E. en este sentido no es vinculante para la entidad, siempre que cumpla con la obligación de informar).

– Gastos finales: posibles gastos de cancelación anticipada, intereses de demora y comisiones por reclamación si se diera la circunstancia.

Aunque el resultante de la cuota del préstamo no le resulte demasiado gravosa, le recomendamos que analice con detalle el coste total del servicio que recibe. Seguir leyendo ‘Préstamos V. Planificación. ¿Cuánto cuesta endeudarse?’

Préstamos IV. La obligación de informar que tienen las Entidades Financieras. ¿Qué debe aparecer ineludiblemente en un contrato de préstamo?

Decíamos en el post de Préstamos II que si bien la obligación principal del prestamista (entidad que presta) es la entregar la cantidad objeto del préstamo, existen otras obligaciones accesorias no menos importantes, entre las que destaca la Obligación de Informar.
Esta es una obligación impuesta tanto por el banco de España, que regula y supervisa las Entidades financieras en nuestro territorio, como por la normas de protección de los consumidores, que pretenden impedir que los consumidores puedan verse sorprendidos por el coste del préstamo o que tengan que asumir determinadas prácticas abusivas.
Las entidades de crédito están obligadas a hacer constar en sus folletos informativos:

Préstamos III. Mecánica. Consideraciones para negociar las condiciones de un préstamo.

¿Le interesa saber cómo negociar su préstamo? ¿quiere obtener un mejor precio para su préstamo? Hoy le ofrecemos claves fundamentales que debe tener en cuenta para conseguir que su préstamo sea más barato. Conocer cómo operan las Entidades financieras es vital para saber qué hacer y cómo, para lograr la concesión del préstamo en las mejores condiciones posibles.

El último día terminábamos hablando de la posible exigencia, por parte de la Entidad de crédito, de aportar garantías adicionales como condición para conceder el préstamo. En este sentido hay que reseñar que aun cuando pueda parecer que las garantías exigidas son excesivas, ninguna entidad está obligada a conceder un préstamo, y por tanto negarse a aportarlas puede concluir en la negativa de la Entidad a otorgar el préstamo solicitado. Hasta tal punto es así que ciertos bancos tienen como política no conceder préstamos personales más que a sus antiguos clientes, o limitan los préstamos hipotecarios a la adquisición o rehabilitación de viviendas que no sean de protección oficial. Son bancos que quieren limitar su clientela a personas de acreditada solvencia (haciendo realidad el chiste que define a los bancos como aquellas entidades que prestan dinero a quienes demuestren que no lo necesitan).
No obstante, usted debe valorar la proporcionalidad de las garantías exigidas y decidir si está dispuesto a aportarlas o no. Al fin y al cabo en España hay más de 300 entidades de crédito(197 que son bancos, cajas y cooperativas de crédito; 75 que son establecimientos financieros de crédito; y 78 entidades de crédito extranjeras comunitarias con sucursales en nuestro territirio) cada una con sus propios criterios y políticas de riesgo específicas.

Préstamos II. Mecánica. Cómo operan las Entidades Financieras.

Para valorar adecuadamente la relación que une a prestamista y prestatario conviene explicar la naturaleza de las obligaciones de ambas partes. El prestamista tiene la obligación de entregar el capital que presta y realizar las liquidaciones de intereses y comisiones pactadas, comunicando los cargos al prestatario. Adicionalmente, si el préstamo estuviera sujeto a una cláusula de variabilidad en el tipo de interés, tiene la obligación de comunicar al prestatario el nuevo tipo aplicable con carácter previo a su revisión así como la de facilitar el cuadro de amortización actualizado.
El prestatario, beneficiario del préstamo, tiene la obligación de devolver la cantidad prestada, con sus intereses, en los plazos que se han establecido.

La entidad financiera, al prestar el dinero incurre en el riesgo de que el prestatario incumpla su obligación de devolver la cantidad prestada en los plazos establecidos, bien por falta de voluntad o bien por imposibilidad económica sobrevenida.
Para reducir ese riesgo en la medida de lo posible las Entidades de Crédito tratan de averiguar antes de la concesión del préstamo la situación económica de quien lo solicita: renta, patrimonio, deudas y comportamiento histórico como prestatario.

Los datos que refieren a los ingresos y situación patrimonial del prestatario deberán ser facilitados por este. El engaño será considerado como delito de estafa, existiendo penas de cárcel de 2 a 4 años si el importe recibido supera los 400 €.

En cuanto a la situación de deudas, serán consultados por la Entidad en la CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España), donde se registran todos los préstamos concedidos tanto a personas físicas como jurídicas por Entidades de Crédito establecidas en territorio español; si bien esta consulta requiere la autorización previa y por escrito del prestatario a favor de la Entidad, pues de lo contrario estarían vulnerando su derecho a la protección de datos y sería susceptible de reclamación judicial y multa por parte del Banco de España. Seguir leyendo ‘Préstamos II. Mecánica. Cómo operan las Entidades Financieras.’

Prestamos I. Claves de la planificación y la contratación. Evitar los abusos de los bancos.


¿Se esta planteando firmar un préstamo? ¿Va a financiar una compra próximamente? ¿sus préstamos le dan dolor de cabeza? ¿se siente engañado por su banco y no sabe qué hacer? ¿quiere saber qué debe tener en cuenta antes de fimar? ¿sus dificultades económicas no le permiten hacer frente a los pagos del préstamo?. A continuación damos respuesta a estas preguntas y ponemos a su disposición las claves y pistas necesarias para tomar decisiones correctas y actuar adecuadamente.

La contratación de un préstamo incrementa al instante su capacidad adquisitiva pero reduce al mismo tiempo la disponibilidad sobre las rentas que usted genera mensualmente. Es lógico que se preste más atención al bien que vamos a adquirir con el préstamo: casa, coche, viaje…lo que nos hace ilusión. Pero no es menos importante considerar que la contratación del préstamo en sí no es un hecho superfluo. Lejos de serlo, y en virtud de la cuantía del mismo, su contratación puede tener serias consecuencias en nuestra economía doméstica.

Antes de solicitar un préstamo es vital realizar un ejercicio de planificación financiera: estudiar los gastos corrientes a los que venimos haciendo frente, así como los nuevos que se generarán con la adquisición del bien que pretendemos financiar, con el fin de conocer la renta disponible y libre. Una vez obtenido este dato, es muy recomendable reducir parte de dicha renta disponible y destinarla a fondo de reserva (ahorro), el resto es la cuantía que podemos destinar al recibo del préstamo y por tanto limitará el importe que podemos solicitar. Seguir leyendo ‘Prestamos I. Claves de la planificación y la contratación. Evitar los abusos de los bancos.’